Lesbianas y Feministas denuncian públicamente prácticas antiéticas en Hospital Las Higueras, Talcahuano

Feministas acusan “fundamentalismo religioso” en caso de aborto en Talcahuano /

Fuente: Radio Bío-Bío /

funa_higueras

Un grupo de mujeres pertenecientes a una organización de lesbianas y feministas realizaron una “funa” en el exterior del Hospital Las Higueras de Talcahuano, luego que el recinto denunciara un aborto practicado por una joven de 23 años.

La noche del miércoles, la joven llegó de urgencia al hospital por una hemorragia, la que según se determinó en el recinto asistencial, fue consecuencia de la introducción de pastillas de Misotrol en la vagina para provocar el aborto de su embarazo de 9 semanas.

El embrión llegó con vida al hospital, sin embargo, murió horas más tarde, por lo que personal de la Policía de Investigaciones adoptó el procedimiento, siendo luego la mujer este jueves formalizada por el delito de aborto.

María Fernanda Barrera, dirigenta de “Lesbianas y Feministas por el Derecho a Decidir”, acusó al hospital de un proceder “antiético”, privilegiando un “fundamentalismo religioso y judeo-cristiano de los profesionales que atendieron a la paciente, por sobre un trato digno, centrado en su salud”.

“Este hospital ha sido aval de la muerte de mujeres pobres que abortan de manera clandestina, insegura (…) En Chile hay 160 mil abortos al año, con o sin legislación, donde la diferencia es que las mujeres ricas lo hacen en mejores condiciones, mientras que las mujeres pobres lo hacen en condiciones paupérrimas y michas veces mueren en el intento”, explicó la activista.

Respecto al uso de Misotrol, María Fernanda Barrera afirmó que la Organización Mundial de la Salud señala que el mecanismo más seguro es el consumo de este medicamento por vía oral, no vaginal.